… Tienen las Patitas muy Cortas…

Pienso bastante sobre la mentira… ¿Porqué mentimos?… complacer, evitar discusiones, evitar disgustos, preocupaciones a otro… desconfianza, inseguridad en nosotros mismos… lo cierto es que no deja de ser un acto egoísta y que traerá poco más que quebraderos de cabeza…

Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti.

Como indicaba Nietzsche en su famosa frase, se necesita muy poquito para destruir el arduo trabajo de construcción de los mayores y más hermosos edificios en los que depositamos nuestra confianza en los demás. Y es que una simple mentira hace temblar los cimientos de cualquier muro por muy bien construido que esté.

La confianza es parte fundamental de las relaciones humanas, al menos de las que pretenden llegar a buen término… ¿ejemplos? Seguro que os vienen a la cabeza MIL!

http://vodevila.deviantart.com/

Mentiras

Por ejemplo, una persona se incorpora con un contrato temporal en una empresa pero con altas expectativas, al poco tiempo recibe una calurosa felicitación por su buen trabajo e iniciativas y seguramente con el fin de mantener elevada la motivación de su recién incorporado profesional, el jefe hace una promesa de contratación indefinida en un periodo de tiempo concreto que…. NO SE CUMPLE. ¿Qué pasa en ese momento por nuestra cabeza?… ahora un ejemplo más sentimental… ¿qué pasa cuando conoces una mentira de tu pareja?… ya sea pequeña, sea grande… sea del tamaño que sea, sea evidente o no… acaba de aparecer una grieta profunda en la casa que habías construido para depositar tu confianza en tu pareja…

Los sentimientos que se despiertan en ambos casos no son tan diferentes como nos pensamos (en diferente medida quizás): enfado, frustración, desilusión, desmotivación… rabia… ¡inseguridad!…son pensamientos poco positivos ¿no? Ahora tú decides si crear una bola de demolición cada vez más grande o intentar reconstruir esa grieta a través de la comunicación sincera, tiempo y la creación de nuevas metas en vuestra relación (tanto si hablamos de jefes como de parejas :))

Las mentiras son verdaderas armas de destrucción social… las relaciones sociales basadas en mentiras están sentenciadas al fracaso… más tarde o más temprano esa relación se romperá.

En nuestro entorno laboral debemos comprender que crear falsas expectativas o lo que es lo mismo mentir, es del todo destructivo. Si queremos crear un equipo alineado, motivado y eficaz, la gestión debería tener una base fundamental de honestidad además de otros muchos ingredientes necesarios en la gestión de equipos humanos…

Como dice mi madre: las mentiras tienen las patitas muy cortas… no dejemos que nuestros miedos personales, o el simple egoísmo nos impida mantener relaciones sanas.

Advertisements
This entry was posted in Comunicación, Desarrollo personal. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s